Barcelona ha desarrollado una ordenanza sin precedentes para regular los vehículos de movilidad pesonal (VMP) y los ciclos de más de dos ruedas. El objetivo es resolver problemas de convivencia en el espacio público y fomentar una movilidad sostenible y segura, dada la creciente presencia de estos vehículos con los que ya convivimos y que cada vez ganan más espacio en la calzada.

¿Cuáles son los vehículos de movilidad personal?

Són aparatos eléctricos que reciben la siguiente clasificación de acuerdo a sus características:

  • Ruedas, plataformas y patinetes eléctricos de tamaño más pequeño y más ligero.
  • Plataformas y patinetes eléctricos de mayor tamaño.

¿Cuáles son los ciclos de más de dos ruedas?

Son los ciclos de más de dos ruedas que se clasifican en:

  • Para uso personal, asimilable a una bicicleta.
  • Destinados a una actividad de explotación económica
  • Destinados al transporte de mercancías

Tipología de vehículos VMP

En función de la clasificación, se han regulado las condiciones y los ámbitos de circulación.

Ámbitos de circulación y normativa

Los conductores de los VMP y ciclos de más de dos ruedas deben circular con diligencia y precaución para evitar daños propios o ajenos, no poner en peligro al resto de los usuarios de la vía y respetar siempre la preferencia de paso de los
peatones.

Acera

La circulación por la acera no está permitida. Cuando la acera mida más de 4,75 m y haya 3 m de espacio libre: Los vehículos de tipo C2 pueden acceder a ella para llegar a locales y tiendas donde se haga la carga y descarga de las mercancías.

Calle con plataforma única

Si la zona es exclusiva para peatones, solo pueden circular los tipos A y C2, a un máximo
de 10 km/h. Si en la plataforma única está permitida la circulación de vehículos, podrán circular también los tipos B y C1, a una velocidad máxima limitada de 20 km/h.

Calzada zona 30

Se permite la circulación de las tipologías B, C1 y C2 por este tipo de carril, a un máximo de 30 km/h en el sentido señalizado de circulación.
Los tipos A solo podrán circular si la velocidad máxima del vehículo es superior a los 20 km/h.

Calzada

Se permite la circulación de los vehículos de tipo C1 y C2 en todas las vías, salvo en las calzadas que forman parte de la red básica (aquella que concentra un gran flujo de tráfico y tiene una conexión en el ámbito ciudad), donde lo tienen prohibido.

No obstante, si la calle o la vía de la red básica está dotada de infraestructura ciclista (carril bici), los vehículos de movilidad y ciclos de más de dos ruedas podrán circular por este carril.

Parques

Solo se permite la circulación de los vehículos de tipo A y B a una velocidad máxima de 10 km/h.  Los de tipo C2, vehículos de transporte de mercancías, pueden circular por estos solo para acceder a los chiringuitos para la carga y descarga.
Hay que respetar la preferencia del peatón, el patrimonio natural y el mobiliario urbano. Hay que seguir la señalización, las vías ciclistas y los itinerarios de las zonas pavimentadas o de tierra, si hay. No se puede circular sobre parterres, áreas o zonas con vegetación de cualquier tipo, ni por todas aquellas zonas que señalizan una prohibición.

Multas, estacionamiento, seguros y utilización de casco

El estacionamiento solo se podrá hacer en espacios habilitados para ello. Está prohibido atar los vehículos a árboles, bancos o otros elementos de mobiliario urbano, zonas de Bicing, etc.

Por otra parte la utilización del caso es obligatoria para los usuarios del vehículo de tipo A, en caso de actividad de explotación económica y para todos los vehículos de tipo B. En el resto de casos, su uso es recomendado.

La contratación de un seguro de responsabilidad civil es obligatoria para todas las personas físicas y jurídicas titulares. Si el uso del vehículo es personal, el seguro no es obligatorio pero sí recomendable.

La edad permitida para conducir un VMP o un ciclo de más de dos ruedas es de 16 años en todos los casos. En caso de que se transporten personas con un dispositivo homologado (tipo C1), los conductores deben ser mayores de edad (18 años). Los menores de 16 años pueden utilizarlos fuera de las zonas de circulación en espacios cerrados al tráfico bajo la responsabilidad de padres, madres y tutores o tutoras, siempre que el vehículo resulte adecuado a su edad, altura y peso.

Los cambios en el texto de la ordenanza incluyen un régimen sancionador que establece multas de hasta 100 euros por las infracciones de carácter leve, de hasta 200 euros por las de carácter grave y de hasta 500 euros por las de carácter muy grave.

Para más información, puedes entrar en la web del Ajuntament de Barcelona donde también podrás descargar la infografía en formato pdf.