fbpx

El nuevo Plan Metropolitano de Movilidad Urbana del área metropolitana de Barcelona prevé, a partir de 2022, restringir el uso de vehículos con etiqueta amarilla en las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE).

El distintivo ambiental amarillo, incluiría turismos y furgonetas diesel matriculados desde enero de 2006 con las normas Euro 4 y 5 considerados contaminantes por el uso de este combustible.

El veto de circulación no afectaría a los coches y motos de aquellos residentes en la ciudad de Barcelona.

Desde el Gremi del Motor, se ha impulsado una acción para los afectados por esta medida del Plan Metropolitano de Movilidad Urbana. Los afectados pueden compartir su queja a través de la página web habilitada por el Gremi del Motor.

El plan prevé en total 120 medidas que tienne como objetivo la reducción de CO2 derivadas de la movilidad.

Otras actuaciones que se llevarían a cabo serían: la renovación de la flota de autobuses, incrementar la red de carriles bici, fomentar la ciclologística para las entregas de última milla, impulsar la construcción de aparcamientos cercanos a estaciones de tren, entre otras.