fbpx

Si estás pensando en cambiar de coche es posible que te estés preguntando si el renting es una opción para ti, o si te decantarás por la compra. Analizamos las ventajas e incovenientes de adquirir un coche de renting para sacarte de dudas.

Ventajas e inconvenientes del renting respecto a comprar un coche

La principal ventaja del renting es cuota fija: incluye todos los gastos derivados del uso del coche como mantenimiento, impuestos, seguro o incluso el cambio de neumáticos. Esto implica que al final de mes no tengamos ninguna sorpresa, ni tener que afrontar una avería inesperada que se dé al final del periodo de garantía o no esté cubierto por ella, teniendo además, y según la modalidad contratada, la posibilidad de coche de sustitución.

La opción del renting ofrece el seguro a todo riesgo, el mantenimiento del vehículo, el impuesto de circulación, la reparación de averías y la sustitución de neumáticos.

En la mayoría de los casos el renting es la opción más apropiada si pretendemos disfrutar de un coche nuevo durante unos 4 años.

Como inconvenientes, si optas por la opción de renting debes saber que el coche no pertenece a quien lo conduce. Al terminar el contrato solo podrás quedártelo si desembolsa una cantidad pactada de antemano (se calcula según el valor residual). Tampoco se pueden hacer modificaciones al automóvil –salvo autorización de la compañía– ni devolverlo antes de tiempo, a no ser que pague una penalización. También se afrontará un sobreprecio si hacen más kilómetros de los convenidos.

Con toda esta información, ahora puedes valorar cuál es la mejor opción para ti, según el uso que vayas a darle al coche, tus necesidades y presupuesto. Si necesitas más asesoramiento, no dudes en contactar con nuestro equipo comercial para que podamos ayudarte a encontrar la opción que mejor se adapta a ti.