fbpx

Las medidas en la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona no se endurecerán, al menos, hasta 2023.

Las nuevas restricciones a la circulación de vehículos en Barcelona se retrasan. No hay planes para endurecer las condiciones de acceso a la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), que veta la circulación, en Barcelona y en cuatro municipios más, a los vehículos más contaminantes, los que no tienen etiqueta ambiental. Tampoco hay movimientos para implantar un peaje contra la contaminación urbana.

El plan de movilidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) contemplaba la posibilidad de vetar las etiquetas amarillas ya en 2022. Pero la decisión se ha aplazado sin nueva fecha. Sobre la implantación de un peaje urbano, que el gobierno de la alcaldesa Ada Colau tenía sobre la mesa, tampoco hay novedades.