fbpx

A partir del 1 de enero de 2022 habrá un encarecimiento de los coches nuevos: los cambios en el impuesto de matriculación harán que el 40% de los coches nuevos sea un 5% más caro que hasta ahora.

El impuesto de matriculación es una tasa que se paga por todos los vehículos de nueva matriculación y depende de las emisiones contaminantes del coche. Estos son los distintos tramos impositivos según las emisiones del vehículo:

  • Menos de 120 g/km de CO2: exentos del pago
  • Entre 121 y 159 g/km de CO2: 4,75%
  • Entre 160 y 199 g/km de CO2: 9,75%
  • Más de 200 g/km de CO2: 14,75%

Tras mucho tiempo congelado, a principios de 2020 ya se incrementó, lo que hizo que los precios aumentaran y, coincidiendo con la crisis del coronavirus, las ventas se desplomaron. Desde entonces no había vuelto a subir, pero la moratoria que lo mantenía estable no va a volver a prorrogarse, provocando esta subida del impuesto de matriculación en 2022.

Se calcula que la subida del impuesto de matriculación afectará a un 40% de los vehículos nuevos y tendrá especial incidencia en el grupo que antes estaba exento del pago y ahora, al superar los 121 g/km de CO2, se encontrará en el tramo del 4,75%.

Los coches eléctricos e híbridos enchufables quedan exentos de pagar el impuesto.