fbpx
Letamendi

Servicio Volkswagen

Servicio Volkswagen

Viajar con niños pequeños en el coche es una experiencia frecuente en vacaciones. Aunque también es posible realizar trayectos por carretera en la rutina semanal. ¡Descubre algunos consejos básicos para incrementar la seguridad en los desplazamientos!

  • Existe un requisito básico: los niños nunca deben estar solos en el interior del coche (ni siquiera por un breve periodo de tiempo).
  • Por otra parte, existen varias medidas de seguridad que puedes adoptar antes de iniciar la marcha. Es aconsejable que el coche supere una revisión general en el taller. Los expertos pueden hacer una comprobación del estado del vehículo. Además, revisa si el sistema de retención infantil funciona de forma correcta. Por otra parte, es esencial mantener una temperatura adecuada de en torno a 21 grados. Finalmente, asegúrate de que todas las puertas están perfectamente cerradas.
  • Del mismo modo, después de bajar del vehículo, realiza una comprobación del interior. Algunos despistes producen consecuencias graves.
  • Durante un viaje largo, es recomendable hacer paradas frecuentes. Las pausas son esenciales para descansar, comer algo, beber agua o tomar el aire.
  • El sistema de retención infantil utilizado debe cumplir con todas las medidas de seguridad. Conviene descartar un diseño de segunda mano porque puede que no cumpla con todas las condiciones. Es esencial elegir un dispositivo adaptado a las necesidades del niño (en función de su altura y su peso). Es importante utilizar un medio homologado hasta que ha superado la altura de 1,35 metros.
  • No debe haber ningún objeto suelto dentro del coche, tampoco un juguete. Los productos que no están perfectamente sujetos representan un grave peligro en un accidente.
  • Además, conviene recordar que los niños tienen que ocupar el espacio reservado en los asientos traseros. Y es positivo que estén acompañados de un adulto.
  • Si el niño se marea habitualmente, puedes hablar con el pediatra para pedirle algunos consejos. Recuerda que es recomendable evitar las comidas copiosas y abrir la ventanilla para que entre el aire.

Además, enseña a tus hijos algunas medidas de seguridad. Por ejemplo, explícales que no deben sacar el brazo por la ventanilla o tratar el coche como un juguete.