fbpx
Letamendi

Servicio Volkswagen

Servicio Volkswagen

Cuando hablamos de conducción eficiente nos refertimos a una manera de conducción por la cual se consigue tanto reducir el consumo de carburante como reducir los daños en las piezas que se pueden deteriorar por su uso. Por otra parte gracias a una conducción eficiente también podemos ganar en seguridad vial, confort y comodidad a bordo del volante del vehículo. En los últimos meses también se ha hablado de la conducción eficiente porque con ello también logramos disminuir con los niveles de contaminación.

Beneficios de la conducción eficiente

En cualquiera de los casos, la conducción eficiente tiende a ofrecer una serie de ventajas muy claras al conductor y su entorno. Una de las más relevantes se basa en el ahorro de combustible que tiene su conducción. Podrás comprobar que cuanto más aplicas esta técnica mayor será la duración de la autonomía de tu coche. No solo derivado por el gasto de combustible, sino también porque genera que el auto sufra un menor desgaste durante su mantenimiento y funcionamiento.

De la misma maneta que este sistema se caracteriza porque permite que la conducción sea mucho más eficaz y óptima. Hasta el punto de que se pueden reducir o minimizar algunas actuaciones, como por ejemplo los frenazos o movimientos más bruscos en el automóvil. No obstante, si por algo se ha distinguido esta clase de conducción en los últimos tiempos es porque su aplicación va a ayudar a mejorar el sistema medioambiental. Debido a la reducción de las emisiones contaminante en el coche.

Además si conduces de manera eficiente puedes conseguir que el viaje sea más cómodo y seguro tanto para el conductor como para los pasajeros, que disfrutarán de un viaje más tranquilo.

Estrategias para conseguirlo

Todas estas acciones se canalizan a través de varias técnicas que ayudan a lograr este objetivo. Una de ellas es la reducción de la velocidad, sobre todo en carretera intentando llevar una velocidad constante.

También te puede ayudar mantener una excelente distancia de seguridad con la que evitarás frenazos, tensiones y sustos, al mismo tiempo que incidirá en que se cambie mucho menos del velocidad durante el trayecto.

Otro consejo también es usar el freno motor con el que conseguiremos que la reducción sea menos brusca y mas eficiente.

No menos importante es aplicar unas estrategias básicas en la conducción: moderar el uso de aire acondicionado o el cierre de las ventanillas. Para conseguir la mejor eficiencia energética del coche.

En caso de trayectos a una alta velocidad lo recomendable es cerrar las ventanillas para que la aerodinámica del vehículo no te frene y así ahorraremos en combustible.

Por último otro consejo no menos importante es llevar a cabo revisiones periódicas, gracias a las mismas tendrás tu coche optimo para su uso y evitaremos cualquier problema que pueda ocasionar no solo una avería si no un consumo excesivo de combustible.